14 de abril de 2024
Buscar

Luis Antonio Prieto: “Pamplona es la Champions de los encierros populares”

Sociedad

11 de septiembre de 2022

El corredor lagunero se ha convertido en un clásico en el festejo de San Fermín, siempre ataviado con su elástica de la Asociación Taurina Virgen del Villar

¿Cuándo arrancó tu afición por los toros?

Se remonta a mi infancia, mi familia siempre ha pertenecido a la Peña Los Incas, y por las tardes siempre hemos ido a las corridas y novilladas. En los ochenta, cuando la peña la teníamos en un local en la calle Arrabal, comprábamos unas vaquillas que hacían las delicias de todos los peñistas y visitantes. Además, como digo, después de las corridas se soltaban vaquillas en el ruedo y mis padres siempre lo recordarán, ya que algún revolcón me llevé. Pensaban que se me quitarían las ganas de salir, pero todo lo contrario: la afición fue a más.

¿Y por los encierros?

Tendría unos seis años, cuando mi familia vivía en la calle Sol. Mis hermanas y yo nos levantábamos a ver los encierros. Cuando pasaban los astados y se quedaban mirando, mi madre bajaba la persiana y nos daba con ella en la cabeza (ríe). Por aquel entonces pensé que cuando tuviera edad para correr el encierro preferiría estar en la calle que dentro de casa. También recuerdo las retransmisiones por televisión de los encierros de San Fermín.

¿Cuándo fue tu debut?

No lo recuerdo, pero seguro que sería con los amigos en las Fiestas Patronales en Honor a la Virgen del Villar. Lo que sí recuerdo la fecha que debuté en los encierros de Pamplona. Fue el 11 de julio del 2010, con la ganadería de Miura. Acabé contra la pared, saltando gente por los suelos.

¿Cuántos encierros has corrido?

La cifra exacta no la sé. La verdad es que cuando era mas joven iba a todos los pueblos y casi todos los fines de semana, pero ya desde hace tiempo voy solo donde me llene y sienta esa adrenalina. No me gustan los pueblos en los que los espectadores no hacen más que citar a los toros para que den a las talanqueras, no sé con qué fin.

¿En qué lugares has podido disfrutar de esta afición?

Por la provincia y la comunidad en mayor o menor medida creo que he asistido a todos alguna vez. Luego, en la comunidad de Madrid en la zona de la Sierra (Guadarrama, Collado, los Molinos, Miraflores…), donde están haciendo las cosas muy bien y merece la pena ir a sus fiestas. Y como he dicho, Pamplona, que es la Champions de los encierros.

¿Cuál consideras que ha podido ser el más especial?

Todos son especiales, pero hay uno en que sentí esa burbuja que es estar delante de un toro bravo. Fue aquí en Laguna, un 8 de septiembre de 2014. Un Cebada Gago que compró el Ayuntamiento y precisamente enfrente de la casa donde viví muchos años. Cierto es que un toro, y más un Cebada Gago suelto, puede ser lo más peligroso, pero ese día me vi inmortal, no veía nada más alrededor, solo un animal que se acoplaba a mi carrera, como si fuéramos hermanos de camada.

¿Has tenido algún susto?

Sustos siempre hay. La verdad es que cornadas no, pero sí erosiones y traumatismos, que alguno te deja cinco o seis meses sin poder hacer casi vida normal. Por eso hay que estar preparado para todo.

Este año has vuelto a Pamplona, emblema de los encierros populares. ¿Qué puedes contarnos de esta experiencia?

Pues en mi caso, llevaba cuatro años sin poder correr allí, dos de pandemia, otro porque me tuve que volver el día del Txupinazo por una lesión de mi pareja, y otro por una fractura de tibia. Así que la experiencia de poder volver, ver que la rodilla estaba perfecta para aguantar los encierros y poder reencontrarme con los amigos que tengo allí o que van de toda España a disfrutar fue algo mágico.

¿Qué es lo más difícil de este afamado encierro?

Terminaría antes diciendo qué es lo fácil. Si ves los ocho encierros ves en la cabeza a los mismos diez o doce mozos todos los días. Eso es complicadísimo, se arriesga muchísimo, así que no queda otra que aprender de ellos. Este año los encierros han sido preciosos, rapidísimos con hermosas carreras, pero creo que con más caídas que nunca. Es verdad que hay aglomeración de gente, pero eso permite que los buenos corredores corran muchas veces pegados a los toros.

De los encierros que hay en Valladolid o en nuestra comunidad, ¿Cuál destacarías por su vistosidad?

Destacaría Íscar, Cuéllar, Roa, Peñafiel, y bueno, Laguna por lo que significa correr aquí. Sin embargo hago un llamamiento, si queremos atraer a corredores de toda España, que sé que están dispuestos a venir, hay que hacer las cosas bien y saber lo que es y en qué consiste un encierro.

Nueva edición disponible

Hazte ya con la quincuagésimo octava edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.