14 de abril de 2024
Buscar

Ana María Pelaz: “Desde el principio sabíamos que este conjunto conseguiría grandes logros”

Deportes

8 de noviembre de 2022

La ex gimnasta y ahora entrenadora del conjunto nacional de gimnasia rítmica cumple el mejor de sus sueños: participar en unos JJOO como deportista y entrenadora

Veinte años de diferencia separan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y París 2024. Durante dos décadas, Ana María Pelaz Mota (Laguna de Duero, 1987) ha vivido por y para la gimnasia rítmica, tanto dentro como fuera del tapiz. La lagunera nos cuenta cómo ha sido su última etapa entrenando al conjunto nacional, la emoción tras cumplir su sueño de clasificarse como técnico para unos Juegos Olímpicos y su añoranza de Laguna.

Con seis años, Ana Pelaz emprendió su carrera deportiva dentro de la gimnasia rítmica en la Escuela Municipal de Laguna de Duero. Motivada por sus compañeras de clase y su madre, tuvo un corto recorrido en la rítmica local. Ana entrenó en el centro de tecnificación de Valladolid hasta los 15 años. Edad en la que su vida cambió tras recibir la llamada para formar parte del conjunto nacional senior.

La lagunera acudió a sus primeros Juegos Olímpicos en 2004, aunque fue suplente. Sin embargo, tras seis años en el conjunto, Pekín 2008 fue su gran competición, siendo parte fundamental del equipo. Tras una renovación profunda del conjunto nacional en 2009, Pelaz se convirtió en capitana y única gimnasta remanente. La lagunera logró dos medallas de plata en la prueba de la Copa del Mundo celebrada en Portimão, además del 6º puesto en 5 aros. Su última competición fue el Campeonato Mundial de Mie, donde el equipo obtuvo el 6º puesto tanto en el concurso general como en la final de 5 aros, y el 7º en 3 cintas y 2 cuerdas. Finalmente, las lesiones hicieron que Pelaz se retirara voluntariamente en octubre de 2009 con 22 años.

Tras un breve paso por la escuela municipal Laguna, Pelaz volvió al CAR de Madrid para entrenar al conjunto junior. Sus logros y progresos como entrenadora hicieron que, en septiembre de 2020, se uniera a Alejandra Quereda como entrenadora del conjunto español sénior. En 2024, ambas se convertirán en las primeras españolas en haber participado en unos Juegos Olímpicos como gimnastas y entrenadoras.

Este verano ha sido especialmente exitoso para el conjunto nacional. Tras conseguir una medalla de plata en el Europeo de Tel Aviv, las gimnastas se hicieron con dos bronces en el Campeonato del Mundo de Sofía y obtuvieron la clasificación directa para los próximos Juegos Olímpicos. “Necesitamos tiempo para estar en casa y asimilar lo que hemos conseguido. Nuestro objetivo era luchar por los juegos en el Mundial Clasificatorio de Valencia, pero las chicas son fuertes y muy competitivas, lo demostraron haciendo un gran papel”, indican.

Sobre el conjunto nacional, Ana María admite que “desde un principio el equipo técnico tenía claro que el equipo iba a ser fuerte, competitivo e iba a conseguir grandes logros”. Aunque aún queden por pulir algunos aspectos técnicos, la entrenadora asegura que “estar clasificado cambia la visión de estos años, por lo que lo se afrontarán con más tranquilidad e ilusión por mejorar y estar arriba”. Estas Olimpiadas durarán un año menos a causa de la pandemia, sin embargo, las entrenadoras no lo ven como una ventaja ni contratiempo. “El año que viene será el mundial y se clasificarán más países. Lo bueno es que tenemos los mismos aparatos durante los tres años para poder crear los ejercicios”, apunta Pelaz.

Rememorando su etapa como gimnasta, la entrenadora nacional analiza las similitudes y diferencias entre el conjunto actual y el de aquellos años. “Las generaciones y la sociedad va cambiando, es muy difícil comparar porque los códigos de gimnasia cambian mucho entre una época y otra, el de mi generación era diferente”—aclara Ana María—”Como similitud con mi conjunto diría que están muy unidas y tienen esa misma ‘piña’ que teníamos entonces”.

La experiencia como gimnasta también ha sido vital para ayudar a las nuevas integrantes que se incorporan al conjunto. “Les digo que no se dejen nada e intenten esforzarse y trabajar todo lo que puedan. Van a tener mejores y peores días, pero lo importante es tener la tranquilidad de haber dado siempre el máximo. Por otra parte, les pido que disfruten el camino, sean felices y confíen en sus compañeras, eso es esencial”, explica la entrenadora. Ana María admite que ella se ha quedado con lo positivo y las buenas lecciones de las numerosas entrenadoras que tuvo durante su carrera. También indica que la autocrítica y la ayuda de muchas compañeras dentro de la Federación para aprender han hecho que su evolución haya sido exponencial en los últimos años.

Uno de sus puntos fuertes durante esta etapa ha sido su formación psicológica para dar lo mejor de sí y ayudar a las gimnastas. Sin embargo, reconoce que lo más difícil de entrenar al conjunto nacional es la presión social que se vive. “Aunque no sea el deporte más mediático, sí que se siente una gran tensión externa. Las críticas externas son la peor parte, ya que muchas no son constructivas y solo buscan hacer daño”. Sobre la reciente clasificación para París 2024 y la posibilidad de cumplir uno de sus sueños, Ana Pelaz admite que todavía “se le ponen los pelos de punta solo de pensar en las emociones que vivieron”. También aclara que aunque existe mucha ilusión, hay que tener calma. “Parece que está muy cerca, pero todavía quedan dos años de trabajo por recorrer”, admite la lagunera.

Ana Pelaz recuerda Laguna de Duero con mucha añoranza: “Echo mucho de menos la tranquilidad de vivir allí, no tiene nada que ver con vivir en Madrid”. También extraña sus paseos por el entorno del lago con su familia, algo que no puede dejar de hacer cada vez que visita su pueblo natal. “Aunque se eche de menos, siempre tendré ese vínculo con Laguna y con mi familia que está allí”, apunta.

Por último, la entrenadora del conjunto nacional tampoco se olvida de las jóvenes promesas de la gimnasia rítmica en Laguna. Gimnastas con los mismos sueños y anhelos que el en el pasado tuvo ella. “Lo que más les va a ayudar es el trabajo diario e intentar mejorar individualmente. Que no dejen de estudiar y sean felices con el deporte. También que confíen en sus técnicos, nosotros siempre vamos a querer lo mejor para ellas y vamos a ir unidos de la mano”, concluye Ana María.

Fotografías: Real Federación Española de Gimnasia.

Nueva edición disponible

Hazte ya con la quincuagésimo octava edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.