22 de abril de 2024
Buscar

Hablemos de…Artrosis

Actualidad

21 de julio de 2022

La lagunera, impulsora de ‘Nutrición con Gusto’, recopila una serie de consejos nutricionales saludables que pueden ayudar mucho en el caso de padecer esta dolencia degenerativa

A veces se piensa que los nutricionistas solo tratamos temas de sobrepeso pero la alimentación saludable es mucho más importante y sirve para corregir o al menos aliviar un sinfín de patologías. Es el caso de la artrosis, que es un proceso degenerativo crónico que afecta al cartílago. Éste se encuentra entre los huesos de la articulación y sirve para que no se rocen. A medida que avanza la edad y junto con otros factores de riesgo, el cartílago tiende a desaparecer haciendo que el roce se produzca directamente entre huesos, provocando dolor y pérdida de flexibilidad de las articulaciones. Se da con más frecuencia en mano, caderas y rodillas.

Entre los síntomas más comunes podemos observar:

1. Dolor que empeora con el ejercicio y mejora con el reposo. No suele darse con ejercicios de baja intensidad pero sí de alta intensidad. Si ya hay mucha inflamación, puede llegar a ser constante, aunque casi nunca se da por la noche.

2. Rigidez. Tras una inactividad prolongada y sobre todo al levantarse por las mañanas de la cama (esta rigidez suele durar menos de una hora).

3. Deformidad de los huesos a largo plazo y edemas o hinchazones de las articulaciones por la inflamación. También contracturas musculares e incluso atrofia de los mismos.

4. Crepitación o ruidos al mover las articulación.

5. Debilidad y entumecimiento por la compresión de la zona.

A mayores del tratamiento médico (¡siempre pautado por un profesional!), se debe trabajar en aquellos cambios dietéticos y en los hábitos de vida que pueden mejorar la sintomatología asociada.

Tratamiento de hábitos de vida

► Reducir la grasa y peso corporal si realmente es excesivo y está provocando la sintomatología o empeorando el pronóstico de la artrosis.
► Actividad física continua. Que sea de bajo impacto o no dependa de la zona afectada.
► Ejercicio de fuerza que mejore la musculatura general y especialmente de la zona afectada. Es esencial y de vital importancia que en estos casos no se haga sin la supervisión de un entrenador porque podemos causar más daño que beneficio.
► Uso de bastones, muñequeras o plantillas.
► Aplicación de calor o frío.

Tratamiento nutricional

► Aumentar los antioxidantes dietéticos para reducir el estrés oxidativo que daña al cartílago (Aumento de frutas y verduras crudas, especialmente los cítricos por su contenido en vitamina C, y Aumento de aceite de oliva virgen extra y semillas/frutos secos con altos contenidos de vitamina E y magnesio).
► Reducir o abandonar el tabaco y alcohol.
► Reducir el consumo de azúcares.
► Incrementar la ingesta de alimentos ricos en omega 3 (Pescados azules y semillas de aceites de chía y lino).
► Incrementar la ingesta de alimentos ricos en capsaicina (Pimientos, chiles y similares).
► Incrementar la ingesta de alimentos ricos en antocianinas (alimentos morados) (Lombarda, remolachas, uvas).
► Incrementar la ingesta de alimentos ricos en insaponificables (Aguacates y soja).
► Jenjibre
► Té verde
► Otros:

– Aumento de frutas, verduras, legumbres, patatas o cereales altos en fibra para que la microbiota produzca vitamina K y esté sana

– Mantener un buen status de vitamina D a través de la exposición solar y a través de la suplementación siempre que sea necesario

– Levemente hipocalórica si hay obesidad para evitar la inflamación del tejido adiposo visceral y la presión mecánica de los miembros inferiores).

¿Suplementos?

Os dejo una lista de los suplementos que reúnen mayor evidencia científica para la mejora de la sintomatología. Aun así, es importante recordar que ninguno de ellos es la panacea y que siempre se debería consultar antes con vuestro doctor.

► Colágeno. Existen 2 tipos: Desnaturalizado (40 mg al día); Hidrolizado (10 g. al día).
► Boswellia serrata. 300 mg. al día.
► Pycnogecol. 200 mg. al día.
► Curcumina. 1 gramo diario con piperina para mejorar su absorción.
► MSM. 500 mg. al día.

IDEAS CONCRETAS DE DESAYUNOS, ALMUERZOS Y MERIENDAS

► Fruta fresca. Especialmente uvas, arándanos, fresas, kiwis, naranjas, mandarinas o pomelos.
► Tostadas de pan integral con aceite de oliva virgen extra o de lino y aguacates y/o salmón ahumado o conserva de pescado al natural.
► Frutos secos variados poniendo especial interés en añadir semillas de lino y chía trituradas o remojadas (pudding).
► Bebida de soja y té verde como bebidas de referencia.

IDEAS CONCRETAS DE COMIDAS Y CENAS

► Wok de pimientos salteados ligeramente en sartén con cebolla y tiras de salmón fresco y jenjibre.
► Ensalada con remolacha, aguacates y tacos de tofu marinados a la plancha.
► Lombarda y zanahoria en ensalada con maíz, pipas de calabaza y mandarinas.
► Lentejas con verdura y soja texturizada.
► Ensalada de patatas con pimientos, cebolla, zanahoria, tomate y bonito al natural.

¡A CUIDARSE!

Nueva edición disponible

Hazte ya con la quincuagésimo octava edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.