19 de julio de 2024
Buscar

Itamar Movilla: «Fue el tenis quien me escogió a mí,y sin duda ha sido mi gran maestro en la vida»

Boecillo

7 de julio de 2024

La entrenadora de tenis de Boecillo será galardonada este viernes en la IX edición de los Premios Bueyecillo por su entrega a este deporte y a la enseñanza del mismo y “los valores fundamentales que lo caracterizan”

Dicen que el hábito no hace al monje, pero… ¿y la raqueta al tenista? En el caso de Itamar Movilla sí que fue la raqueta quien decidió su destino ligándola a este deporte que, según admite, ha sido su “gran maestro en la vida” y que le ha dado la oportunidad de conocer gente mientras era jugadora y de sentirse parte de una comunidad al convertirse en entrenadora. Con sus inicios enlazados con el Club Torrelago de Laguna de Duero, Itamar descubrió sus habilidades en la pista desde pequeña, y admite que fue el tenis quien la eligió a ella y no al contrario. Sin embargo, una lesión a los 17 años le hizo apartarse de la competición, pero sus dotes no cayeron en saco roto y comenzó a enseñar todo lo que había aprendido.

De este modo, en 1998 recaló en Boecillo, y tras dos años entrenando tomó la decisión de crear su propia escuela de tenis con sus hermanos, una localidad en la que ya lleva 26 años y a la que hoy llama “hogar”. “Es mi lugar en el mundo, me tratan con respeto, cariño y admiración y no tengo palabras para transmitir lo agradecida que estoy con esta comunidad que ha aportado a mi vida a todos los niveles”, afirma.

“Después de estos años he crecido como persona con estos vecinos, he visto cómo construían y venía gente nueva y he aprendido quién soy para que me valoren y respeten por lo que puedo aportarles”. Y es por esta entrega y dedicación que el municipio ha decidido reconocer a Itamar su labor otorgándole el premio al ‘Técnico deportivo’ en la IX edición de los Premios Bueyecillo, un laurel que, según admite, “me sorprendió bastante”. “Pensaba que había que presentarse con un memorándum, y aunque no soy muy de premios, cuando me lo comunicaron no me lo creía”, comenta entre risas, y añade que, aun así, el verdadero premio para ella es “poder trabajar en algo tan bonito”.

En su escuela, la entrenadora señala que “priorizamos el comportamiento, enseñamos a través de juegos y marcamos objetivos que los jóvenes tienen que alcanzar por sí mismos, pero sobre todo premiamos el esfuerzo antes que los resultados”. Itamar admite que ser tenista “es muy duro, pero merece la pena”, y que como entrenador “hay que tener mucha vocación”, pues se debe trabajar “para que no te coman vivo”, pero ante todo manifiesta que es “un deporte increíble con muchos valores”. “Jugando al tenis se ve cómo son realmente las personas y solo se quedan los que están a gusto y creen en ti y en tu trabajo, y yo me quedo con los niños, que son lo más… ellos son grandes maestros, sinceros y dulces, y compensan cada día malo que se pueda tener”.

Nueva edición disponible

Nueva edición disponible
Hazte ya con la sexagésima edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart