20 de abril de 2024
Buscar

Laguna dice «NO” a la violencia de género

Actualidad

22 de octubre de 2022

La localidad celebró por sexto año consecutivo su ‘Rueda de hombres’, acto al que siguió una ruta guiada bajo el nombre ‘Paseos con miedo’, una iniciativa que pone el foco en espacios de riesgo y proponiendo medidas correctoras para cada espacio.

‘No, no quiero ser uno de esos hombres’. Laguna de Duero entró a formar parte de la Red de Hombres por la igualdad en el año 2018. Por sexto año consecutivo, el municipio ha vuelto a demostrar su compromiso contra la violencia de género gracias al apoyo de la asociación ASIES, impulsora del proyecto junto a la Diputación de Valladolid, de la ‘Red de Hombres por la Igualdad’. El municipio, de esta manera, mantiene su deber de promulgar, entre sus ciudadanos, su rechazo a la violencia de género.  Encabezados por el alcalde Román Rodríguez, y acompañados por algunos vecinos, los participantes en el evento rodearon el simbólico lazo blanco con sus correspondientes velas. Al acto institucional, celebrado en la tarde de este viernes, han acudido buena parte de los representantes políticos de las diferentes fuerzas políticas de la localidad, aunque también estaban invitados al acto los representantes de asociaciones, colegios e institutos de Laguna de Duero.

El manifiesto ha sido leído por el concejal de Servicios Sociales e Igualdad Fernando Vara, titulado ‘No, no quiero ser uno de esos hombres’ y del catedrático e inmunólogo Alfredo Corell. “Hay algunos días que escucho las noticias y no quiero ser un hombre como los que son tristemente protagonistas. No quiero ser un hombre de manadas violadoras, de los que se enorgullecen de maltratar a sus mujeres, de los que hacen comentarios obscenos de las mujeres a su paso. No, de esos no”.

Tras hacer un recorrido histórico por la evolución del feminismo, el texto señala como “en 2022, hace apenas un mes, nuestro país se ha conmocionado y ha supuesto un impacto mediático sin precedentes el hecho de ver la imagen de dos hombres, deportistas de élite mundial, heterosexuales, agarrados de la mano y mostrando públicamente su pena, llorando abiertamente. ¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI tengamos que presenciar estos hechos que debieran ser naturales y cotidianos… como una excepción ejemplificadora? Seguimos con el burdo “los hombres no lloran” grabado a fuego en nuestro ADN cultural, herencia clara de una masculinidad tóxica impuesta durante siglos por el heteropatriarcado machista”.

Más adelante, Alfredo Corell hace autocrítica y señala “Lo lamento, pero me reconozco habiendo sido machista claramente o micromachista. Y lo he sido por educación, por el ambiente cultural en el que me he criado. Porque nuestro entorno fue machista (era lo aceptado socialmente), y lo sigue siendo. Por mucho que el feminismo haya conseguido avances más que notables, distamos mucho de la ansiada igualdad. Este es nuestro reto, por eso tenemos que salir a las calles, hombres y mujeres, mujeres y hombres. La igualdad jamás se conseguirá si el feminismo sigue siendo considerado tan sólo una cuestión de mujeres. Incluso por algunas mujeres”

En este sentido señala que “los hombres, más que nunca, tenemos que avanzar con paso firme por una verdadera igualdad, tenemos que replantearnos los modelos de masculinidad que se han impuesto socialmente. Tóxicos, caducos, violentos y machistas. Esos mismos modelos que han arrinconado durante siglos a todas las mujeres y a todos aquellos hombres que no compartíamos el concepto de masculinidad reinante. Ese modelo de machitos que han humillado y maltratado no solo a la mujer, sino también a el colectivo LGTBI durante décadas. Que consideran que lo homosexual, bisexual o transexual es pecaminoso, invertido, promiscuo y enfermo”.

El manifiesto finaliza señalando que “sí, quiero ser un hombre feminista, el primero que se lanza a la calle a por la igualdad. Quiero ser un hombre honesto, que reconozca mis equivocaciones, quiero ser un hombre amante, demostrando cada día el amor que siento por otras personas (ya sean mujeres u hombres), quiero ser un hombre sensible, sin miedo a emocionarme delante de los demás. Quiero ser un hombre justo, y no quiero discriminar a nadie por su género y no quiero sentir que tengo una mejor posición o salario por el mero hecho de tener los genitales que tengo. Porque sé que cada vez que me calle frene a los violentos, maltratadores, agresivos, acosadores o violadores… seré cómplice silencioso de todos estos comportamientos. Y estaré contribuyendo a perpetuar un modelo en el que no creo, y que no comparto. Y ni yo, ni nosotros somos ni queremos ser como esos hombres. Nosotros no queremos ser esos hombres”.

‘Paseos con miedo’, una iniciativa contra la violencia machista

Además de la rueda de hombres, el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, celebró, a continuación de este acto, una ruta guiada y teatralizada que, bajo el título ‘Paseos con miedo’, y que ha servido para poner el foco en los distintos espacios que representan inseguridad ciudadana para cualquier peatón, especialmente mujeres y niñas. En este sentido, se ha llevado a cabo un estudio de ‘Mapa del Miedo’, el cual ofrece un diagnóstico en aras de construir un municipio «más seguro y amable» con las personas, identificando los espacios de riesgo y proponiendo medidas correctoras para cada espacio según la tipología del riesgo.

Este estudio identificó 25 espacios en el municipio en los que los vecinos manifestaron «sentir inseguridad o no ser espacios amables para el discurrir de sus vidas según la franja horaria o la actividad que se estuviera desarrollando en un momento dado en los mismos». Por ello, en el Marco de la conmemoración del Día Mundial de los Hombres ha tenido lugar esta marcha nocturna por un recorrido diseñado que ha conectado siete de estos puntos «negros», donde ha podido formar parte de esta experiencia cualquier vecino o vecina». Esta actividad está actividad financiada a través de la Junta de Castilla y León dentro del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Estos espacios seleccionados son: Zona de Torrelago, Calle del Águeda (espacio cerrado sin escapatoria), Plaza de la Ribera y Calle Esla (zona poco transitada, sin urbanizar y solitaria), Plaza de Toros y recinto Ferial (zona oscura), Plaza de la Báscula (presencia de individuos/colectivos amenazantes, zona oscura y barreras arquitectónicas que dificultan la visibilidad), Calle Albatros (zona oscura, espacio cerrado sin salida) y Parque de la Laguna (umbráculo de columnas y zona posterior, que representan una barrera arquitectónica que dificultan la visibilidad y es una zona oscura).

 

Nueva edición disponible

Hazte ya con la quincuagésimo octava edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.