14 de junio de 2024
Buscar

“Hay que seguir formando a los jóvenes, pues de ellos dependen las misiones espaciales del futuro”

Actualidad

22 de septiembre de 2020

El lagunero Fernando Rull desgrana los detalles de la misión MARS 2020 de la NASA, la cual cuenta con tecnología desarrollada por su equipo de investigación de la UVa.

Después de trabajar duramente, durante cinco años, en la misión MARS 2020 de la NASA, el lagunero Fernando Rull fue testigo al fin, el pasado 30 de julio, del lanzamiento al espacio del Rover ‘Perseverance’. Este vehículo, que aterrizará en Marte en febrero de 2021, analizará la superficie del planeta rojo en busca de restos de vida gracias a la tecnología de la SuperCam, un aparato puntero en cuyo desarrollo ha colaborado el equipo de la UVa dirigido por Rull.

¿Cómo se ha forjado esta colaboración entre la UVa y la NASA?

En 2015 recibimos la invitación de la NASA para participar en esta misión. En concreto se nos pedía apoyo en el desarrollo de la SuperCam, el instrumento más grande y complejo que lleva y que permitirá varias técnicas analíticas. Se trata de un láser enfocado a distancia desde el vehículo, que una vez remite luz en la superficie planetaria nos permite analizar la composición química de la misma. Así podemos buscar restos de agua y, por tanto, huellas biológicas.

¿Esta tecnología es similar a la utilizada en el proyecto EXOMARS en el que también trabaja?

En efecto, en la misión EXOMARS, desarrollada por la Agencia Espacial Europea junto a la rusa (ROSCOSMOS), hemos desarrollado una tecnología similar, si bien en el caso de EXOMARS se analizarán muestras halladas bajo de la superficie. Este proyecto en el que trabajamos paralelamente tiene su expedición prevista para 2022, después de algunos aplazamientos técnicos.

¿En qué ha consistido vuestro trabajo para la misión MARS 2020?

Hemos trabajado un total de cuatro personas, aquí en Valladolid, en un sistema de calibración que permite técnicas combinadas, lo cual permitirá aportar información más concluyente y completa de la que tenemos hasta el momento. Por el momento mantenemos la hipótesis de que hay vida en Marte. El trabajo se ha desarrollado a través de un consorcio con países como Francia, Estados Unidos, Canadá o Dinamarca, aunque España tiene gran protagonismo con la colaboración de expertos en alta tecnología de otros puntos de la península. Tras el lanzamiento nuestro trabajo es coordinar y dirigir el sistema de calibración desde aquí.

¿Cómo se ha vivido el lanzamiento del pasado mes de julio?

Ha sido un poco triste, porque estábamos invitados a la zona de operaciones en Cabo Cañaveral, por culpa del Covid-19 hemos tenido que seguir todo desde España y nos habría encantado estar allí. El lanzamiento ha funcionado bien, y tras unas vueltas a la Tierra en busca de una órbita estable la nave ya se dirige a Marte, donde se espera que aterrice en febrero de 2021. Ahora queda hacer el seguimiento completo a través de teleconferencias, y esperar un aterrizaje exitoso, pues es la parte más compleja.

¿Cuánto durará el proyecto?

En principio el proyecto está previsto para un año marciano (687 días terrestres), pero seguramente se alargue durante más tiempo. ‘Curiosity’, por ejemplo, se lanzó en 2012 y a día de hoy sigue trabajando. La novedad de este proyecto es que, por primera vez, ‘Perseverance’ seleccionará algunas muestras de rocas y minerales para colocarlas en unos contenedores localizados para traerlas a la Tierra en un futuro. Es importante dejar claro que actualmente no se ha desarrollado tecnología suficiente para regresar desde Marte.

¿Cómo ha afectado a la misión el impacto del Covid-19?

Hemos podido trabajar con normalidad, ya que en las misiones son habituales las teleconferencias y el teletrabajo diario: estamos habituados a reunirnos de esta manera. Muchos expertos se conectan desde sus propias casas, y algunas teleconferencias de ciencia y gestión de la misión han logrado reunir a cerca de 115 personas conectadas al mismo tiempo.

¿En qué situación se encuentra su campo de investigación?

Nos han afectado los recortes como a todos, llevamos sufriéndolos tiempo tras la crisis económica, aunque contamos con una parte de nuestros proyectos más o menos garantizada. Tratamos de aprovechar todo lo que podemos los fondos, pero seguimos necesitados a la hora de financiar MARS 2020. Parte de nuestra pelea es conseguir fondos para que nuestra contribución a la misión pueda seguir adelante, y creo que es muy interesante, ya que llevamos el nombre de la Universidad de Valladolid y de Castilla y León por todo el mundo. Estas misiones espaciales trascienden de un país, es prácticamente una contribución de la humanidad por su carácter internacional.

¿Cuál es la clave para sostener esta rama de la ciencia en España de cara al futuro?

Por mi parte insisto mucho en la formación del grupo de jóvenes que trabajan con nosotros en estas misiones. Tienen que estar al nivel técnico y científico para seguir trabajando en este campo y dar una esperanza de futuro. Uno de los deberes pendientes que tiene este país es apostar por la ciencia, la investigación y la innovación. La crisis del Covid-19 nos ha enseñado que nuestra actividad económica no puede depender íntegramente ni del ladrillo ni del turismo, sino que hay que dar herramientas a los jóvenes y motivarlos, porque con la innovación y el desarrollo es con lo que vamos a salir adelante y sentar unas bases para posicionarnos como nación puntera.

Nueva edición disponible

Nueva edición disponible
Hazte ya con la sexagésima edición de la revista Laguna al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

También podrás conseguir la revista en papel de forma gratuita en todos los negocios patrocinadores y en la Casa de las Artes.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.